11.1.2021

8 maneras de aumentar las ventas con el visual merchandising

Por Austin Chegini

photo 1580554430120 94cfcb3adf25

El éxito de las tiendas al por menor depende en gran parte de su visual merchandising. Cuando el visual merchandising se implementa de manera efectiva, los clientes entran a la tienda; y los mantiene dentro el tiempo suficiente para que realicen una compra.

Entonces, ¿qué es exactamente el visual merchandising?

El visual merchandising es una práctica en la industria del retail que se encarga de elaborar los planos de piso y las exhibiciones tridimensionales para llamar la atención y maximizar las ventas. Lo cual es un factor muy importante en la experiencia del cliente y la identidad de marca.

Tipos de visual merchandising

En la industria de la venta al por menor, hay numerosos tipos de visual merchandising. Echemos un vistazo a algunos de los ejemplos más comunes en el mercado.

Vitrinas de exhibición

Las vitrinas son generalmente mostradores de vidrio que dan al exterior de las paredes de la tienda. Se utilizan en su mayor parte para mostrar artículos novedosos que atraen a los clientes que pasan por allí, y a su vez ayudan a reforzar la esencia de la marca.

Diseño de la tienda

El diseño de tu tienda puede jugar un papel muy importante al momento de obtener un visual merchandising efectivo.

De hecho, la primera interacción física que un cliente tendrá con tu tienda será con su fachada y las vitrinas. Por lo tanto, asegúrate de crear un diseño que contribuya a que los clientes quieran quedarse durante más tiempo.

Maniquíes

En cuanto a la ropa, los maniquíes son una de las muestras más efectivas para mostrar tus prendas de vestir tal y como se usarían.

Exhibición en el punto de venta

Los productos relevantes exhibidos en la caja registradora suelen venderse igual que las compras por impulso. Es por ello que esta zona suele estar optimizada con artículos en tendencia, productos de temporada o artículos complementarios.

Música

Aunque no es un aspecto visual, la música puede tener un impacto significativo en el estado de ánimo de un cliente y es un factor importante que también debes considerar.

Esencialmente, tu espacio de venta debería ser el vendedor más productivo y eficiente que tengas. Así que, ¿cómo podrías optimizar tu espacio de venta para obtener la máxima ganancia? Creando un visual merchandising optimizado y llamativo.

Las investigaciones realizadas por Dunne y Lusch (2005) sugieren que el entorno de la tienda es un elemento importante en la venta al por menor y que el 70% de las compras son compras impulsivas o no planificadas. Es importante tener en cuenta que los siguientes 8 consejos se aplican a una gran variedad de tiendas minoristas. Así que, empecemos...

Consejos para hacer visual merchandising en tu tienda

1. Siempre ten en mente a tu cliente objetivo

Conocer a tu cliente objetivo es vital para que puedas crear exhibiciones de mercadeo efectivas. Conocer datos demográficos, como su edad o ingresos, es de gran ayuda, pero es importante que puedas profundizar en ellos no solo como individuos, sino también en su comportamiento y estilo de vida.

Si no logras inspirarte, puedes conseguir miles de imágenes e ideas en línea a través de artículos, blogs y Pinterest.

2. Ten un plan

El visual merchandising puede ser abrumador, especialmente cuando tienes una amplia gama de productos diferentes. En primer lugar, debes decidir qué vas a comercializar y qué  accesorios necesitarás para exhibirlos de manera efectiva. Muchas empresas utilizan un planograma para hacerlo.

Un planograma es un diagrama del plano de piso de tu tienda que te ayudará a planear dónde colocarás tus productos. Puedes hacerlo utilizando un software especializado, o simplemente tomar papel y lápiz para esbozar tu plan - este último no será tan preciso como un diseño digital, pero aún así te permitirá visualizar la exhibición antes de organizarla. Lo cual evitará que muevas los objetos de un lado a otro y puedas confundirte.

3. Usa tus ventanas para aumentar la afluencia de personas

Tus vitrinas son lo primero que un cliente real potencial verá cuando se cruce con tu negocio. Tener un excelente escaparate o un exterior atractivo es una de las técnicas más rápidas para atraer clientes a tu negocio.

Una vitrina llamativa fomentará el comercio local, repetitivo, primerizo y de transeúntes en tu tienda, de manera que es importante que sea atractivo, claro y limpio. Las ventanas son un excelente lugar para exhibir nuevos productos o productos que deseas impulsar en las ventas.

Para crear y mantener el interés, se recomienda modificar regularmente tus exhibiciones para crear y conservar la atención. Los minoristas deberían cambiar sus escaparates al menos seis veces al año. Esto es muy factible y les permite ser flexibles con el cambio de estaciones y temáticas.

Puedes basar tu tema en eventos especiales como el Día de la Madre, el Día de San Valentín y la Navidad. Factores obvios como asegurarte que tus ventanas estén limpias harán una diferencia sustancial en el éxito de tus exhibiciones.

4. Empieza cerca de la puerta

Una vez que tu cliente haya visto tu vitrina y haya entrado en tu tienda, los primeros productos que vea deben hacerle justicia a tu vitrina. Muchos negocios exitosos colocan sus artículos más nuevos y caros al frente de la tienda, para que los clientes no tengan que buscar las novedades.

Si a los clientes les gusta lo que ven en la vitrina, es probable que quieran ver más de cerca estos productos en particular.

5. Refuerza la publicidad

Tu visual merchandising deberá fortalecer cualquier publicidad impresa, televisiva o radial que tengas en marcha. Si tienes un eslogan que usas en la publicidad, repítelo en los escaparates o vitrinas de tu tienda. Esto creará una imagen de marca uniforme y asegurará que tu publicidad complemente a tu negocio físico.

6. Pon la mercancía de una manera en que los clientes se puedan identificar

Un cliente generalmente querrá hacerse una idea de cómo se verá y se sentirá un artículo en particular. Para lograr esto, es importante que puedas acomodar la mercancía de tal manera que ayude a los clientes a visualizar cómo se verá ese producto en su casa, o en ellos mismos.

Por ejemplo, en una tienda de muebles, los productos se colocan de tal manera que los clientes tengan una visión clara acerca de cómo se podrían colocar dichos productos en sus hogares. En el sector de la moda, esto se hace vistiendo maniquíes con los productos e implementando un uniforme para el personal, que incluya usar la ropa que se vende. Es sorprendente lo beneficioso que es ver una prenda usada para poder vender un producto.

7. La regla de 3

Los expertos del visual merchandising a menudo se refieren a la regla de 3, lo que significa que al elaborar una exhibición, los productos se verán más agradables visualmente al distribuirse en conjuntos de tres.

Por ejemplo, si los productos se organizan por altura, podrás poner artículos bajos, medianos y altos. La razón de esto es que nuestros ojos son más propensos a seguir moviéndose y mirando alrededor cuando vemos algo asimétrico.

8. La ubicación es clave

Puede sonar cliché pero “el nivel de los ojos es el nivel de la compra”. A los compradores les gusta sentir y tocar las cosas y prefieren que los artículos estén al alcance de sus manos, así que asegúrate que tus mejores productos sean fácilmente accesibles para crear una experiencia más táctil en tus clientes.

Agrupar los productos con artículos similares les dará a tus clientes razones adicionales para comprarte más artículos. Además, le ahorrarás el tiempo de mirar a su alrededor y tratar de combinar las cosas, haciendo que su experiencia de compra sea más relajada y agradable.

Tus productos también pueden ser categorizados por color, precio, tamaño o tipo. El visual merchandising hecho de esta manera puede aumentar el número de compras impulsivas que tus clientes realicen. Además, si ubicas productos de bajo precio en el punto de venta es probable que animes a tus clientes a hacer una compra de último minuto que aumentará tus ventas.